lunes, 13 de julio de 2009

Errar es humano, pero...

Me he quedado atónita al leer la siguiente noticia esta mañana:


Rayán, el bebé prematuro de Dalilah, la primera víctima mortal de gripe A en España, murió por un "terrorífico error profesional" al serle administrada la alimentación por vena en vez de por la sonda nasogástrica, informó el director gerente del Hospital Gregorio Marañón, Antonio Barba, en rueda de prensa.

El error se produjo a las 21:00 horas de anoche cuando el bebé tenía que recibir por vía nasal la alimentación láctea para prematuros, pero el personal se lo administró por vía parental. Los facultativos se dieron cuenta a las 22:10 horas, pero ya era tarde. "Ese modo de administración es absolutamente incompatible" con la vida, puesto que los prematuros no tienen capacidad de asimilación porque sus órganos son muy pequeños y poco desarrollados, explicó Barba.

El gerente del centro, visiblemente abatido, señaló que acababan de hablar a la familia, a la que se le ha informado de los mismos datos que a la prensa. "He hablado con la familia, ha sido uno de los peores momentos de mi vida profesional", confesó Barba.

"El Hospital y su directivo asumirán todas las consecuencias", así como "todo tipo de responsabilidades, tanto humanas, morales como patrimoniales" con esta familia, dijo Barba, que reconoció que se trata de una "gravísima negligencia que no tiene excusa". "Sabemos que hay cosas que no se pueden reparar, pero otras sí", manifestó.

El marido de Dalilah ya había anunciado acciones legales por la muerte de su esposa puesto que, según los médicos, la joven padecía asma y ése fue un elemento relevante para su fallecimiento por el virus H1N1; algo que la familia niega porque era deportista y hacía atletismo.

Barba también hizo una alusión a este respecto: "En el primer caso podíamos discutir si sí o si no, pero vuelvo a repetir, no hay absolutamente ninguna excusa. Es un error profesional individual, gravísimo, y así son las cosas".

El fallo fue cometido por "personal de enfermería" que se equivocó de vía de administración, algo totalmente inusual porque este tipo de alimentación láctea viene "perfectamente tipificada" respecto a la vía por la que se tiene que administrar. "Es más, ese tipo de nutriciones, la que viene por vía intravenosa, es un fármaco y viene preparada desde el servicio central de farmacias. No da lugar a equivocación, pero ha sucedido", manifestó.

Asimismo, Barba explicó que "gracias a Dios" el niño estaba evolucionando correctamente, y "no ha habido fallo en la medicación", por lo que no tiene relación con lo sucedido. "Se ha trabajado con el niño toda la noche, a ver si los médicos lo sacaban adelante, teniendo en cuenta que era un prematuro y que siempre es más difícil", señaló y especificó que se intentó "limpiar la sangre" del pequeño. "Hay que pensar que hay órganos que todavía no tienen una buena función, pero mientras estuvo en la UVI se le controló todo y se le monitorizó absolutamente todo, y más teniendo en cuenta las circunstancias en las que había nacido. Pero hemos llegado hasta donde hemos llegado", relató.

El gerente del hospital indicó que fue informado esta mañana, a las 8 horas, de lo acontecido y en ese mismo momento decidió informar a la Consejería de Sanidad, la cual --como él mismo y su equipo-- se encuentra "sobrecogida" por la muerte del pequeño Rayán.

Barba explicó que ha ordenado una "investigación interna" por la cual un inspector de la Consejería visitará el centro para que "esa solución de responsabilidades del profesional o de la profesional, implicados, precisamente de una forma aséptica y no hacerlo dentro del centro", para que no haya "benevolencia" y "que sea investigado y dictaminado con la mayor justicia posible para todos". "Como es natural, la persona que lo ha hecho no se encuentra tampoco bien en estos momentos", advirtió.



No me gustaría por nada en el mundo estar en la piel de la persona que ha cometido ese gravísimo error: será peor el peso de la conciencia durante toda su vida que el castigo que venga aplicado por la Justicia.
Ojalá yo tenga siempre todos los sentidos alerta durante mi vida profesional para evitar dar la razón al refranero: "Lo que el médico yerra lo cubre la tierra".

http://www.europapress.es/salud/noticia-fallece-bebe-primera-victima-gripe-20090713122124.html

3 arañazos...:

Chasky dijo...

La verdad es que la cagada es gordísima y no tiene excusa posible, la persona que lo hizo lo estará pasando fatal pero en mi opinión debe pagar el error de forma severa.

Polilla dijo...

@ Chasky: Totalmente de acuerdo con tu opinión. Esto ha sido un homicidio aunque involuntario y hay que tomar medidas como tal. ¡Gracias por pasarte por aquí!

Tercera Opinión dijo...

Hola, con respecto a este tema me gustaría que visitases mi artículo:

Quizás si Rayán hubiese ido por lo privado…

http://www.terceraopinion.net/2009/07/19/rayan/

Un saludo.