lunes, 30 de noviembre de 2009

Motivo de consulta: taquicardia, xerostomía, hipertensión y AMOR.



Paseando ayer por la "blogosfera" descubrí un blog que me pareció interesante: Abriles. Fue allí donde leí un fragmento de una novela de Eduardo Galeano. La novela en cuestión es "Bocas del Tiempo" (si clickáis sobre el título de la novela, podéis leer algunos relatos cortos).

El fragmento que tanto me gustó dice así:

Informó que sufría taquicardia cada vez que lo veía, aunque fuera de lejos.

Declaró que se le secaban las glándulas salivales cuando él la miraba, aunque fuera de refilón.

Admitió una hipersecreción de las glándulas sudoríparas cada vez que él le hablaba, aunque fuera para contestarle el saludo.

Reconoció que padecía graves desequilibrios en la presión sanguínea cuando él la rozaba, aunque fuera por error.


Confesó que por él padecía mareos, que se le nublaba la visión, que se le aflojaban las rodillas. Que en los días no podía parar de decir bobadas y en las noches no conseguía dormir.

–Fue hace mucho tiempo, doctor –dijo–. Yo nunca más sentí nada de eso.
El médico arqueó las cejas:
–¿Nunca más sintió nada de eso?
Y diagnosticó:
—Su caso es grave.




Ilustración de Alberto Montt.


5 arañazos...:

Otoño dijo...

Me ha encantado! Yo conocí a Galeano por Ismael Serrano :)

Mª José dijo...

HAYYYYYYYYYYYYYYY el amor... el amor...........
Feliz semana
Besos de colores

marijose dijo...

Pues sí, muy bonito. Al leer lo de otoño me ha recordado que Ismael Serrano solía contar relatos suyos en sus conciertos y todos eran una preciosidad... gracias por traernos este!

Besos!

Anna dijo...

Sips, muy bueno Polilla :)

Miss Poulain dijo...

Hola caracola ^_^

he visto que te has hecho seguidora de mi blog version 2.

me gusta tu blog.
Un besito