jueves, 25 de marzo de 2010

When I Grow Up...



Ayer pasé por delante de mi antiguo colegio de educación primaria. Hacía mucho tiempo que no lo hacía y, sin ser consciente de ello, mi mente regresó a la época en la que tenía cuatro años y llevaba una batita de cuadros azules con mi nombre bordado en hilo de color rojo. Era una niña tranquila, calladita y... un tanto asocial, sinceramente: no me relacionaba con los niños de la clase, sólo era amiga de Daniel (el niño del bofetón), y hablaba poco y muy bajito. Total: la maestra llamó a mi madre y me llevaron a una entrevista con la logopeda:
"Oh -dijo la logopeda- la niña es sorda"
y mi madre le respondió: "no, señora, la niña se entera de todo lo que hablamos en casa, incluso de más de la cuenta. La niña es rara y ya está."

Sabias palabras de la madre que me parió.

Por aquella época, en el colegio nos hicieron representar con disfraces y toda la mandanga qué queríamos ser de mayores: hubo decenas de peluqueras, tropecientos cantantes, otros tantos maestros, un par de policías y una médico. ¡Qué contenta iba mini-Polilla con su bata blanca (camisa del iaio Felipe) y su fonendo de plástico de colorines!

Seguí con la manía de querer ser médico hasta los nueve años. Me llevaron a ver "Mi Chica" y vi el cielo abierto: ¡¡tenía que ser actriz!! ¿Acaso había algo mejor? Era una profesión divertida, podías salir en la tele y, lo mejor: podías hacerte amiga de Macaulay Culkin (ecs... náuseas).

La fiebre por la interpretación no me duró ni un telediario. Lo que de verdad quería ser era arqueóloga. ¿Por qué? Es bastante fácil, ¿alguien se acuerda qué pasó cuando se estrenó "Jurassic Park"? Pues eso, que todos queríamos dedicarnos a desenterrar huesos y cacas fosilizadas (co-pro-li-tos... qué nombre más musical, jejeje) de lagartijas gigantes.

A los catorce años gané dos concursos literarios escolares en mi ciudad, y, ya me veía como futuro premio Nobel de Literatura. Sí, iría a la universidad y estudiaría alguna filología para conocer a los grandes clásicos y ¡¡a escribir!!

Lo que no me imaginaba era que el destino iba a dar un giro: pasé gran parte de los primeros años de la adolescencia en un hospital. No fue una época nada triste ni traumática, ya que allí hice muchos amigos: otros niños que estaban en situaciones similares a la mía. Y todos nosotros estábamos bastante mimados por las enfermeras y, sobretodo, por tres médicos residentes de primer año: César, Ana y Rosario. Todas las niñas mayores nos enamoramos de César: era guapísisisimo, y, lo más importante es que nos hacía reír y olvidábamos fácilmente dónde estábamos. Ana era una médico muy dulce (como deberían ser todos los pediatras). Y nunca la olvidaré porque fue ella quien me dejó ponerme por primera vez un fonendo para auto-auscultarme. ¡¡Qué emocionante fue oír mi corazón!! Y la tercera de esta tríada médica era Rosario. Venía muchas tardes a hablar con nosotras, las chicas mayores de la habitación 712. Una vez nos contó que le gustaba Leonardo di Caprio y, desde entonces, no hubo día que no saliera de hacernos el seguimiento del curso clínico de todas nosotras sin llevar algún "regalo": pósters y pegatinas de la SúperPop, Bravo y demás con el actor de marras.


Y quise ser de mayor como ellos tres, y, entendí que sería cierto lo que decían los mayores: hay que tener en cuenta las primeras impresiones. Y la mía fue la de cambiar la bata de cuadros azules del parvulario por una blanca y un fonendo.




 
 

¡¡Muchas gracias a todos aquellos que han hecho que este blog ya supere el centenar de seguidores!! :)



 

26 arañazos...:

Candela dijo...

Joder con la niña!! "Que el colegio sea destruido por una bomba de destruccion". Ea, pos ya sabes... niños hoy... terroristas mañana.

Anónimo dijo...

Yo de pequeña quería ser profa... ponía a todos mi muñecos en fila y con un papel pegado con celo en la pared les enseñaba la lección... ¡¡apuntaba maneras desde pequeña!!jejeje

Luego mi vida profesional, pos ya vez, sigo con el gusanillo que de vez en cuando desarrollo, tanto con mocosos como con adultos...

¡¡Enhorabuena por tus más de 100 amigüitos!! Irene

guardo jazmines dijo...

Joooooo,medica!:)
yo desde muy pequeña quise ayudar a los pobres y a la gente con problemas.. y allá que voy de camino a una fp de grado superior de integración social^^
Felicidades por esos más de 100 seguidores,besazos!

Ana dijo...

Coincidimos en dos cosas, en lo d ser médica y arqueóloga,jejee
No cumpli ninguna de las dos!

Bss

Kobal dijo...

YO de pequeño quería ser como todos los crios futbolista. Después vi a Indiana Jones y quise ser arqueólogo. Pero a los 15 años vi la película "Juegos de Guerra" y decidí ser lo que soy ahora ... informático. La de vueltas que da la vida.

Pio dijo...

Polillaa, que gran historia, yo cuando era pequeña también quise se muchas cosas, que por supuesto no cumplí y que luego he sido (estudiado) algo que nunca pense XD

Klayreh dijo...

Ai Polilla!!! ese día en el cole debí faltar porque no me acuerdo para nada que hiciéramos el día de las profesiones. Que querría ser yo, te acuerdas????
Yo sólo me acuerdo que desde bien pequeña quería ser arqueóloga, antes de Indiana Jones o Jurassic Park, pero mira me desvié del camino xD

Otoño dijo...

Jo, yo jamás imaginé hacer lo que estoy haciendo ahora, cualquier cosa menos esto!!

Jo T. dijo...

vaya tela con la cria! xD

yo quería ser veterinaria... después profesora... después policia... después jueza...

y acabé estudiando peluquería (no ejerzo) y ahora fotografia... no sé donde está mi sitio aun!

Fisher Sapphire dijo...

Yo pasé la etapa de querer ser médico, veterinario, biólogo, violinista (a puntito estuve), y siendo ya más mayor quería hacer cine...

Hasta que descubrí que podía unir la música a la hermana pequeña del cine... la tele.

Y quise trabajar en retransmisiones de conciertos. Y aquí estoy, en el trabajo de mis sueños hasta que se me acabe mi contrato irrenovable en 1 año y poco... Qué bajonazo sólo de pensarlo...

Ah, y siempre dije que no tendré niños. Pero si los que se dedican a la genética me garantizan que la niña me sale como la de tu video, mañana me pongo manos a la obra.

Chasky dijo...

Probablemente yo era de pequeño igual que la niña del vídeo.

carmncitta dijo...

yo de pqueña quería ser pastelera, imagínate.

Lalaith dijo...

Lo de la niña es tremendo.

A mí de pequeña me gustaban mucho los animales (me siguen gustando) y todo el mundo decía que de mayor iba a ser veterinaria. Todo el mundo, menos yo. Yo tuve un montón de ideas, empecé una carrera, cambié de opinión, y ahora estoy a punto de acabar otra y sigo sin saber lo que quiero ser :S

Un saludo.

Lalaith dijo...

Lo de la niña es tremendo.

A mí de pequeña me gustaban mucho los animales (me siguen gustando) y todo el mundo decía que de mayor iba a ser veterinaria. Todo el mundo, menos yo. Yo tuve un montón de ideas, empecé una carrera, cambié de opinión, y ahora estoy a punto de acabar otra y sigo sin saber lo que quiero ser :S

Un saludo.

francisco dijo...

Gracias por escribir esta historia tan bonita!! Snif

Mr Blogger dijo...

Ahora es cuando todos damos gracias de que de pequeña no pasaras mucho tiempo en las charcuterías :D

Jejeje, no, es broma, hay metas y cosas que se van teniendo claras con el tiempo, y solo el tiempo dice hasta qué punto acertamos en hacer caso a nuestro instinto que nos empuja a seguir adelante con esos sueños.

miquel zueras dijo...

Hola, Polilla! Seguro que eres una buena doctora. Quería decirte que seguí tu consejo y me compré "Dime quién soy" de Julia Navarro. Me encanta, y además tiene muchas páginas ¿ya tengo lectura, y buena, para esta Semana Santa. Saludos y buenas vacaciones. Borgo.

Polilla dijo...

CANDELA: ¡Hola! Pues ya ves cómo está creciendo la chiquillería en las españas, una generación de niños-destroyer, jajaja. ¡Un abrazo!

IRENE: Mi querídisima profe Irene, jejeje, pues también tienes buena madera para educar a los niños y los mayores. Yo, no... ya lo sabes. Ahora me gustan los niños (que ya sé que es tremendamente chocante para ti), pero tratándolos de uno en uno. Aún no estoy capacitada para irme de campamento como has hecho tú (y no creo que esté preparada nunca: muchos niños en estado semisalvaje + naturaleza en estado puro = Paula con ataque de ansiedad -como poco-, jajaja). Tenemos que hablar, que te debo una llamada desde hace días, soy una sinvergüenza :-(. Petons ben grossos per a tu i Samu!!

GUARDO JAZMINES: Así que aquí tenemos una futura integradora social, una profesión muy necesaria, sobretodo en este tiempo de crisis y mucha gente que viene de lejos con una mano delante y la otra, detrás. ¡Ánimos y adelante! Gracias por ser tú una de los 102 seguidores :) ¡Un abrazo!

ANA: jejeje, vaya dos médicos y arqueólogas... yo incluso quería ser las dos profesiones a la vez, pero creo que los fósiles y momias no necesitan muchos cuidados médicos :-D. ¡Saludos!

KOBAL: ¡Hola! Pues sí que damos tumbos de niños cambiando de profesión, pero lo que está claro es que tú nunca hubieras dicho lo de ser informático... Ningún niño hasta después de los años 80 sabía lo que era un PC ni viendo fotos, era algo muy de ciencia-ficción. ¡Saludos!

PIO: ¡Hola! Pues al leer tu comentario me has dejado intrigada, que no había leído nunca nada de lo que estudias y... lo encontré: serás ingeniera técnica en diseño industrial, ¿verdad? Madre mía, desde luego que no podías imaginarlo siendo niña! :-) ¡Qué grande! ¡Un abrazo!

KLAYREH: Niña, vaya memoria más floja tienes... jajaja, pues yo a ti te recuerdo con un micro en la mano, ¿puede ser? quizás me equivoco, que la memoria es bastante moldeable.

OTOÑO: ¡Hola! Bueno, es normal: los niños de nuestra década -a no ser que tuviéramos algún problemilla- no solíamos saber lo que era un psicólogo porque no nos llevaban a terapia... normalmente, digo. Sin embargo, qué niño no sabe lo que es un médico y lo mucho que le odian porque "pincha", jajajaja. ¡Un abrazo!

JO T.: Veterninaria, profe, policía y jueza... vaya, todo profesiones muy relacionadas entre sí, jajaja. ¡Los niños son geniales! Qué envidia me das: ¡¡me encantaría saber de fotografía!! ¡Saludos!

FISHER SAPPHIRE: Mira, coincidimos en algo que no había escrito en la entrada. Siempre quise aprender a tocar el violín, pero he sido una negada para la música :-(. Ánimo, que ya verás como las cosas van bien y te renuevan el contrato. Y, en serio, ¿te gustaría tener como hija a una niña-destroyer? jajaja, es que como sea tan tanjante en todo, ¡qué miedo! Jajaja ¡Saludos!

CHASKY: Sí, seguro que tú fuiste un niño así de sincero y que no se andaba con chiquitas, jejeje. ¡Saludos!

CARMNCITTA: ¿Pastelera? Entonces tu afición por la cocina ya viene de lejos, Carmncitta. ¿Para cuándo un nuevo "chorrivídeo" con receta de cocina? Ya los echo de menos :-(. ¡Un abrazo!

LALAITH: Gracias por pasar por aquí, antes de nada. Anda, me has dejado intrigada: ¿a qué te dedicas? Dos licenciaturas, vaya no está nada nada mal... yo aún estoy por acabar una, y, ¡¡lo que cuesta!! ¡Saludos!

FRANCISCO: Bueno, no sé si es bonita o no, simplemente es lo que me pasó de niña :). ¡Saludos!

MR BLOGGER: Sí, si hubiera ido de charcutería en charcutería, ¿¿sería ahora una aprendiz de "Dexter"?? ¡Saludos!

Polilla dijo...

MIQUEL ZUERAS: ¡Hola, Borgo! Entonces ya tenemos algo en común: la misma lectura para estos días. ¡Espero que pases unas buenas (aunque sean breves) vacaciones! ¡Saludos!

PUMUKIS dijo...

es genial!! que hayas acabado encontrando tu sitio, fijate la cantidad de gente que t edice que aun no sabe cual es el suyo!! es dificil, pero ahi estas, enhorabuena!!

Lalaith dijo...

Jeje, bueno, empecé a estudiar biología pero la dejé a medias, y ahora estoy a punto de acabar turismo. Ya ves, nada que ver lo uno con lo otro. Y no, no tendré 2 licenciaturas... ni siquiera una, al menos de momento. Me quedo en diplomatura :)

Un Saludo!

pilar dijo...

Ohhh sip!! polilla!! eso soy siempre, me gustó dibujar pero en la vida pensé que acabaría así :)
Besetss

Kobal dijo...

Polilla , un PC no pero yo empece mi andadura con mi querido spectrum zx 48 Kb. En aquella época era todo un señor ordenador y fue una de las razones por las que me incline a mi futura profesión ;)

JB dijo...

El tema de lo que queríamos "ser de mayor" y lo que acabamos siendo es todo un mundo.
Fíjate que yo también me disfracé de médico una vez de pequeño, pero sin ninguna vista de futuro. De hecho durante mucho tiempo dije que "yo médico no, porque si trabajando rompo una máquina como mucho vale dinero, pero... ¿y si rompo una persona?"... y al final, pues aquí me ves, jajaja

Paula dijo...

¿Y lo cumpliste? Lo de ser médica, digo.

Polilla dijo...

JB: Anda, ¡¡ya ha vuelto el doc JB, pero más moreno!! Jajaja, eso, eso, espero que no rompamos muchas personas en nuestra carrera profesional. ¡Un abrazo!

PAULA: ¡Hola! Estoy cumpliendo lo de ser médico. Por ahora, sólo estudiante de Medicina, pero mi "deseo" ya va encarrilado. ¡Saludos!