viernes, 2 de abril de 2010

En Semana Santa...



Y ya estamos otra vez sacando cosas del armario: la inmensa mayoría buscaremos las bolsas de viaje y maletas para escaparnos unos días (aunque sólo vayamos al pueblo de al lado... más o menos, ese es mi caso). Y habrá otros que sigan viviendo la Semana Santa de la forma más tradicional: ropa buena, mantillas, imágenes religiosas, pasos y procesiones, nazarenos, etc. No me puedo olvidar de lo que más me entusiasma ver por televisión: esos hombres que demuestran su fe pegándose zurriagazos y echándose la espalda abajo. ¿Demostración de fe? O_o   y   ¬_¬U  (con todo el respeto a quienes guste el hacerlo...).

Mi familia y yo somos de los que "cultivan su fe" mientras nos pegamos unos días de vacaciones. Oye, que la fe puede cuidarse desde la playa, ¿o alguien dijo alguna vez lo contrario? Hubo una vez que, incluso estando en el pueblo de la playa, toda la familia participamos en los festejos religiosos: mi madre nos engalanó a mi hermano y a mí como si fuéramos a un bodorrio. Los niños vestimos ropa nueva a estrenar, a mí me colocó  un vestidito lleno de lazos, que eso da más clase -según ella-, y también llevé unos zapatitos de charol negro. Vaya, miniPolilla se convirtió en un merengue con patas. Y una vez estuvimos todos bien emperifollados, nos fuimos a seguir una procesión (no me hagáis decir cuál, que ahí estoy más perdida que un pulpo en un garaje).

Ya en la procesión, hizo su aparición  la imagen del Cristo crucificado. Y en ese preciso momento todas las señoras rompieron a llorar, pero sobre sus llantos se oía el quejido lastimoso de una niña:

Señora: - Bonica, no ploris. Jesucrist ressuscitarà i pujarà al Cel. 
Guapa, no llores. Jesucristo resucitará y subirá al Cielo

Polilla: - ¡¡Noooo... ploro perquè les sabates noves em fan mal... buah!!
¡¡Noooo... lloro porque los zapatos nuevos me hacen daño... buah!!


La señora se giró toda indignada y renegando. ¡La madre que parió a esa pequeña blasfema!


Nos vemos el martes, que mientras vosotros estéis estudiando/trabajando/(otro verbo en gerundio) el próximo lunes, yo estaré celebrando el día de la mona. Eh, no os quejéis... yo no tuve fiesta el pasado día 19 mientras todos estábais de puente.


7 arañazos...:

Otoño dijo...

En mi familia es que pasamos un poco de este tema. Al menos la que más yo!

Una pasajera más dijo...

A mi me dan miedo las procesiones...el cura el que más! disfruta del puente!:)

academico dijo...

Di que si, además, alguien tendrá que vigilar la playa mientras está todo el mundo mirando procesiones... jeje

Aida dijo...

Lo bueno de la Semana Santa son las vacaciones!

Jo T. dijo...

amo la semaan santa... POR LOS DIAS LIBRES!!!! YEESSS

Chasky dijo...

La verdad es que es penoso ver a la gente dañar su cuerpo por una creencia, y que encima es imposible de demostrar.

Me parto yo de los actos de fe!!!

Polilla dijo...

¡¡Hola a todos!!:

OTOÑO: ¡Hola! Pues creo que ya tenemos mi familia y la tuya algo en común, que pasamos de la iglesia y lo que ello comporta. Ya te digo: esa procesión de mi niñez fue una y no más. ¡Un abrazo!

UNA PASAJERA MÁS: ¡Hola! Eh, es que tú hablas con palabras mayores. ¿¿Quién es el valiente que no teme a los curas?? Jejejeje. Gracias por comentar. ¡Saludos!

ACADÉMICO: ¡Hola! He hecho caso a tu sugerencia de ir a cuidar la playa estos días... creo que he cumplido bien con la labor, jajaja. ¡Saludos!

AIDA: ¡Hola! Tienes más razón que un santo: viva la Semana Santa y LAS VACACIONES :) ¡Saludos!

JO T.: Ídem de ídem de lo dicho a Aida en el comentario justo encima del tuyo. ¡¡Me encanta la Semana Santa por sus vacaciones!! Lo mismo digo del verano y (no tanto) de la Navidad -esas vacaciones no salen nada rentables para los bolsillos-. ¡Saludos!

CHASKY: ¡Hola! Chasky, no me digas que no disfrutas viendo a los "picaos" dándose latigazos?!?!?! ¡¡¡Es genial!!! Me encanta ver a la gente dándose zurriagazos sin motivo lógico X-) ¡Un abrazo!