jueves, 10 de marzo de 2011

Me gusta medir el tiempo con canciones



¿Cuántas canciones he tardado en volver a actualizar? Demasiadas, esto podría haber sido una sesión non-stop musical casi eterna. ¿Y cuántas canciones tardarás en leer esta entrada? Como mucho, un par de ellas. 

Antes de nada, quiero disculparme con todo aquel que se ha molestado en pasar por este blog medio abandonado en estas últimas semanas. Lo siento. Vomistar y unas facturas erróneas me han dejado un tiempo sin línea fija e incomunicada virtualmente. Probé de hacer una actualización cortita con el móvil, pero mi "smartphone" no es tan smart como yo quisiera: me dejó tirada y sin actualizar el blog.

¿Qué he hecho desde la última actualización? Básicamente, estudiar. Estudiar para los exámenes de enero y seguir estudiando para los exámenes de principios de febrero de la escuela de idiomas. A mediados de mes ya tocaba tomarme un respiro. ¿Qué  hay mejor que desestresarse yendo a un par de conciertos?

Recorte de El Periódico

El 18 de febrero disfruté de un buen concierto a cargo de ruidoblanco: un buen directo y muy buenos nuevos temas (nota mental: necesito sinónimos de "bueno", que me repito más que el ajo), como ya me tienen acostumbrada a oír en otros conciertos. Esta vez, sin embargo, era especial: se presentó su primer disco "Midiendo El Tiempo Con Canciones". Espero verlo dentro de muy poco tiempo en las tiendas :).

Y éste es el videoclip de su primer single: Última Versión de Ti.






Una semana después tocó ir otra vez de concierto: Últimos Días de 1999, el fin de gira de Love Of Lesbian
¡Uah! ¡¡Enormes Love Of Lesbian!! Me hicieron vibrar, cantar hasta quedarme prácticamente sin voz, reír y pasarlo mejor que bien en un espectáculo que duró más de dos horas. Todos los raros que fuimos al concierto (pero no al de John Boy) regresamos a la Nochevieja de 1999, nos dieron las doce campanadas y vimos cómo una relación entraba en un impasse en aquellos últimos minutos de Nochevieja y los primeros instantes de Año Nuevo.



Por si todo esto nos sabía a poco a los asistentes, vinieron unos amiguetes a actuar junto a Love Of Lesbian: Zahara los acompañó en "Domingo Astromántico" y Mishima hizo lo mismo en "Música de Ascensores".





Después de todo aquello mi vida se volvió más aburrida y monótona: me olvidé de hacer planes y salí poco y menos porque estaba en la bancarrota. :(

Hasta aquí llega la crónica musical del mes de febrero. Otro día, más y (ojalá) mejor.
¡Saludos!

5 arañazos...:

Ál dijo...

joder, que bien suenan!!! me han dejado boquiabierto!

Anna dijo...

Pero cuéntanoslo, que te echamos de menos :(

Besotes!!

Manuel dijo...

pues me he colado en tu blog.....y gracias por presentarme a ruidoblanco, !no los conocía!

Pio dijo...

Holaa de nuevo!! creía que te había comentado, jus cabeza la mia jejje

Que guayy, envidiaa por ver a LOL, por aquí no llevan ejejej

Explorador dijo...

Vaya, que suerte :) un buen concierto siempre es una buena manera de medir el tiempo, desde luego

Saludos :)