lunes, 1 de marzo de 2010

¡¡25 años no son (casi) nada!! Por muchos y muchos más...


 

El cerebro humano sigue desarrollándose incluso después del nacimiento. Tanto es así que, desde el nacimiento hasta alrededor del tercer año de vida, se produce un proceso llamado "poda neuronal" en el que tiene lugar la muerte programada (apoptosis) de numerosas conexiones neuronales, y, con ello, olvidamos la gran parte de los recuerdos de nuestra -hasta entonces- corta vida. Por suerte, mi primer recuerdo sí se salvó de mi "poda neuronal" y me gustaría compartirlo aquí.

Cuando tenía poco más de un año, mi madre tuvo que llevarme con ella a una cita importante, ya que ese día no encontró a nadie que pudiera hacerse cargo de mí por unas horas. Total, la niña tampoco iba a molestar mucho: "mini Polilla" era una niña tan tranquila que la sentabas en una silla y se tiraba una hora sin moverse (más de ese tiempo ya era tentar a la suerte: hasta los críos más tranquilos se "revolucionan" cuando se aburren o se cansan de portarse bien). Y es en este punto dónde comienza mi recuerdo:

Estoy de pie en un pasillo muy luminoso, voy cogida de la mano de mi mamá. Aparece un señor vestido de blanco y pasamos los tres a una habitación oscura. Mi mamá me coge en brazos para sentarme en un taburete negro, y, después, ella se estira en una camilla. En cierto momento, el señor de blanco mueve el taburete dónde estoy sentada y me acerca a una pantalla de tele. Y me dice:

- Mira, aquí sale tu hermanito, ¿lo ves?
- Sí. -Tan pequeña y ya tan diplomática. A día de hoy sigo sin entender del todo las ecografías, contra más siendo un "moco" de un año y pico.
- ¿Cómo se va a llamar?
- Daniiiii.

Y aquí acaba mi primer recuerdo. Así conocí a mi hermano. No se llama Daniel porque mis padres cambiaron de parecer poco tiempo antes de su nacimiento. Eso sí, tiene un nombre bonito y lo comparte, entre otros, con el descubridor del Penicillium chrysogenum. Pese a todo, se hace llamar "Cabezamelón" en la blogosfera... ¬_¬U -bueno, ¡¡mi "nick" también tiene tela, lo sé!!

Hoy, día 1 de marzo, mi hermano cumple un cuarto de siglo y, por lo tanto, hoy también hace veinticinco años que me saqué el "título oficial de hermana mayor". -Atención: momento melodramático- Además, pese a parecernos como un huevo a una castaña tanto física como personalmente, encontré en él a mi mejor amigo, un gran confidente y el mayor apoyo. 



Y sí, todo eso pese a ser hermanos... 
 



22 arañazos...:

PUMUKIS dijo...

ostras... vaya recuerdo más bonito no???
es genial que puedas presumir de un gran hermano... yo no tengo ninguno, ni bueno ni malo, asi que te envidio bastante :( jejejje, disfruta!!!! tiene que ser muy divertido, hasta discutir!

Pio dijo...

Felicidades para él!!. Siempre se nos quedan los recuerdos bonitos.

Besets

YoMisma dijo...

Estabas super mentalizada a lo de tu hermanito!

jaja

Mi primer recuerdo consciente no pasó la poda, yo ya tenía 4 años y fué el día que nació mi hermana.

Qué cosas...

Saludines,
YoMisma

SehT dijo...

Qué gusto da ver dos hermanos que se llevan bien, ¿no? Mi sobrinito también dice el nombre de su futuro hermano, esperemos que también se lleven bien... xD.
Por cierto, aunque acabo de "conoceros" (virtualmente, se entiende), felicidades a tu hermano. ¡Un saludo!
P.D. (qué pesada soy): me gusta tu iPod.

Mo dijo...

Jo, me ha encantado tu primer recuerdo!!!
Felicidades para tu hermano!!!!

Besosssss

Ana dijo...

Qué curioso, mi primer recuerdo es de mi tercer cumpleaños!! Entonces mi poda neuronal fue completa jaja!!

Felicidades a tu hermano!

Besos!

JB dijo...

Pues sí que tienes buena memoria, yo no tengo recuerdos de antes dee... no sé, los 4 o 5 años, por lo menos, jeje

En mi caso mis padres también cambiaron de opinión a última hora con el nombre... yo casi hubiese preferido la "opción inicial", porque acabaron llamándome igual que mi padre, y eso siempre ha sido un follón en casa a la hora de responder, nunca sabes si te llaman a ti o a él...

Mª José dijo...

Maravilloso recuerdo
Felicidades al Hombreton je je
Feliz semana
Besos de colores

PUMUKIS dijo...

mmm... yo en el blog muy poquisimas veces hablo de "segúnquecosas" y en esas entradas no habilito los comentarios....

asi que no necesitas ponerte gafas... jejej, he sido yo!

Trasto dijo...

Ostras que gracia que te acuerdes de esas cosas! sobrertodo de algo asi ;)

Es genial que os lleveis tan bien no? un hermano/a es siempre un gran apoyo!

Explorador dijo...

Bonita entrada. Que curioso lode la poda neuronal, me parece de lo más interesante, ¿por qué pasará?, igual es que recargamos mucho el cerebro con cosas repetidas y se nos impone un formateo :DD

Un saludo.

Anna dijo...

Sois taaaaan monos los dos ^^

Besotes y felicidades!!

L dijo...

que bonito!!! una ecografía... una polilla hermana de cabezamelón...25 años.... la vida es benébola con todos nosotros!!

carmncitta dijo...

mola la historia, jaja, menuda memoria por cierto :P

Victoria dijo...

Que recuedo mas lindo :)
Gracias por seguirme.
Un besitoooo.

guardo jazmines dijo...

Jooooooooooooooooooooooooo!!! yo siempre quise un hermano pequeño:(
pero me tuve que conformar con una mayor..
así que nada,felicidades a él. (atrasadas,lo sé)

ensalada Rusa dijo...

tu de chiquita, que ternura

Polilla dijo...

¡¡Hola a todos y MUCHAS gracias por los comentarios!!

PUMUKIS: Pues sí que es un recuerdo bonito, además es cierto porque mi madre me lo confirmó el día que yo se lo conté por primera vez. Pues sí, debe de ser divertido tener un hermano... a ratos. Hay discusiones en las que mandaría a Jandro a freír espárragos en la Conchinchina, pero tengo que admitir que los momentos buenos ganan a las discusiones por goleada. ¡Un abrazo! P.D.: Vale, ya he leído porqué no podía escribir en tu blog, una entrada "no comentable". Bien, ¡¡no estoy tan tonta como creía!! :-D

PIO: Gracias por las felicitación para mi hermano :). Menos mal que se nos quedan los recuerdos bonitos... El cerebro humano está bastante bien diseñado para borrar malos recuerdos. ¡Un abrazo!

YOMISMA: Por lo que cuentan, siendo tan pequeñaja estaba muy contenta por tener un hermano (seguro que ni sabía lo que era "hermano"). Qué suerte recordar el nacimiento de tu hermana. Sobre mi hermano, mi mente pasa directamente del "recuerdo ecografía" al recuerdo "mamá, el niño me ha roto la Barbie", jejeje. ¡Un abrazo y gracias por pasarte!

SEHT: ¡¡Muchas gracias!! (por felicitar a mi hermano, por el comentario y por pasarte por el blog). Uf, ¡cuántas cosas te tengo que agradecer! :). Y felicidades a ti por el futuro sobrino. ¡Un abrazo!

MO: ¡Gracias de parte de mi hermano! Cuántas felicitaciones ha recibido, jejeje. ¡Un abrazo!

ANA: Mira, Ana, tuviste una "poda neuronal" perfecta, jajaja, empiezas a recordar a los 3 años. Eso es precisión ;). Gracias por felicitar a mi hermano. ¡Un abrazo!

JB: Sí, tengo buena memoria, excepto para cuando la NECESITO por obligación (estudiar, etc), entonces la muy "pécora" falla. Así que tus padres fueron tradicionales y te llamaron como tu padre. Tengo unos amigos a los que temo llamar por teléfono a casa y preguntar por ellos. Siempre tengo que llamarles por su diminutivo: mi amigo se llama como su padre y la hermana (que también es amiga mía) se llama como la madre. Total, ya con 25 y 30 años siguen siendo Juanito y Laurita. ¡Un abrazo!

Mª JOSÉ: Gracias por las felicitaciones. Yo también espero que tengas una gran semana. ¡Un abrazo!

TRASTO: Tienes toda la razón, un hermano es un gran apoyo. Incluso en los momentos en que buscas un poco de "guerra", ¿quién mejor que él para ponerse a discutir? jejeje, sé que a los 5 minutos seremos tan amigos como antes. ¡Un abrazo!

EXPLORADOR: Hola. ¡Muchas gracias por pasarte por mi blog y, más aún, por dejar un comentario. Sí, lo de la poda neuronal es un proceso parecido al formateo de los ordenadores. El cerebro en sus primeros años hace conexiones neuronales "repetidas" o innecesarias, así que este proceso de "poda" deja las conexiones funcionales y correctas y elimina el resto o innecesarias. ¡Hasta otra!

ANNA: ¡Tú sí que eres mona! :) Y Àlex está súpercontento porque le has felicitado por todos los medios posibles, jajaja. ¡Un besote!

L: sí, somos una familia peculiar. Una polilla es hermana de un melón, jajaja. Perdón, "cabezamelón", a ver si ahora va a pelearse conmigo porque no le he llamado bien. :-D ¡Un abrazo!

CARMNCITTA: Jejeje, sí, es un recuerdo gracioso, no es el típico de acordarse de los juguetes, el cole... no, a mí ya me gustaba el rollito de la bata blanca y intentar descifrar ecografías. Más de dos décadas después de eso, aún estoy por descifrarlas. ¡Un abrazo!

GUARDO JAZMINES: Yo tuve suerte de tener un hermano pequeño. Reconozco que soy un poco "marimandona", así que mejor no imaginar qué pasaría si tuviese una hermana mayor que quisiera ejercer como tal. ¡¡Vaya discusiones habría!! Mi hermano te da las gracias por felicitarlo. Y yo, por dejarme un comentario :). ¡Un abrazo!

ENSALADA RUSA: Sí, yo de chiquita era una monada... Creo que lo perdí con el tiempo :-( Jajaja. Muchas gracias por pasarte por este blog y por el comentario. ¡Un abrazo!

Polilla dijo...

Ay, que me he dejado un comentario.

VICTORIA: que no me olvido de ti, te he saltado de la lista sin querer! ¡Muchas gracias por pasar por este blog y dejar un comentario! Y también te doy las gracias por apuntarte a "seguidores". ¡Un abrazo!

Nati dijo...

Hola soy nueva por aquí y me ha encantado todo lo que he visto y leido y me quedo con muchas ganas de entrar a empaparme de tí. Enhorabuena por el blog, tiene magia.
Yo tengo un blog que me gustaria que visitaras se llama:Los cuentos de nati. Si te gusta sería un honor que te quedaras.
Besos Nati.

Janet Chalou dijo...

¡Qué bonito recuerdo! Yo no tengo hermanos, pero nunca deseé uno. Creo que estoy bien como estoy, con toda la herencia para mí. ¡Ja, ja! ¡Cómo si pudiese heredar algo que valga la pena...!

Polilla dijo...

NATI: ¡Hola! Muchas gracias por pasar por mi blog y, además, dejarme un comentario. Me alegro que te guste! Pues sí, tengo curiosidad por ver tu blog, así que ahora mismo voy a dar una vueltecilla por allí :). ¡Hasta pronto!

JANET CHALOU: Yo, al contrario que tú, no hay nada que me haga más feliz que tener un hermano con quién poder compartir muchos de los momentos de mi vida. ¡Es un gran chico! Y tampoco me preocupa el tema de la herencia: no hay mucho que repartir, jajaja. ¡Hasta pronto!